^ARRIBA

foto1 foto2 foto3 foto4 foto5
 
SINOPSIS:
 
Solo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos. 
El autor, aviador, cae con su avión en pleno desierto del Sáhara. Mientras trata de reparar su aparato, aparece un niño que le pide que le dibuje un cordero. El aviador sospecha que este niño, ataviado como un príncipe, viene del asteroide B 612 donde ha dejado una rosa. 
 
Quizás cansado de los reproches y las peticiones de su rosa, un día el Principito decide abandonar su planeta para explorar otros mundos. Antes de llegar a la Tierra, visita otros seis planetas y encuentra gente curiosa: un rey, un vanidoso, un bebedor, un hombre de negocios, un farolero y un geógrafo. Todos están absortos en sus propios vicios, tanto que casi no reparan en el visitante, o lo asocian inmediatamente con su actividad: el rey lo necesita como súbdito, el vanidoso lo convierte en su admirador, etc. 
 
En nuestra particular versión teatralizada, el Principito visitará el planeta del rey, el hombre de negocios y el geógrafo. El geógrafo recomienda al Principito que visite el planeta Tierra. 
En la Tierra el Principito hablará con un zorro, que le enseñará que para conocer es necesario “domesticar”, y que eso hace a las cosas y a los hombres únicos.  Y le susurrará un secreto: “Lo esencial es invisible a los ojos”. 
 
Para recuperar a su rosa, el Principito parte hacia su casa dejándose morder por una serpiente venenosa. Es demasiado lejos y él no puede llevar consigo su “corteza”. El aviador, que ha terminado de reparar su avión, deja también el desierto. Esperará siempre el regreso del Principito y nos ruega avisarle si nos lo encontramos.
 
DURACIÓN: 55 minutos
foto   video
 
  guia